Virus del Papiloma Humano

por | |

    ¿Qué es el virus del papiloma humano?en directorio de la a a la z de entorno medico

El virus del papiloma humano, papilomavirus o VPH es una infección de transmisión sexual, por lo que es considerada dentro del grupo de enfermedades venéreas.

La infección por el VPH es la más frecuente de todas las enfermedades de transmisión sexual, pudiendo cursar con un cuadro subclínico y por lo tanto sin síntomas, haciendo que el paciente no tenga conocimiento a menos que aparezcan alteraciones en la prueba de papanicolaou o en la colposcopia.

¿Qué lo ocasiona?

La infección puede ser causada por una de las más de cien cepas (tipos) diferentes de VPH que existen. El VPH se encuentra tan difundido que sólo las personas que no han tenido relaciones sexuales no han estado expuestas a el.

La enfermedad provocada por el VPH es una infección incurable, aunque es posible que la infección desaparezca de forma espontánea en los primeros seis meses evitando que cronifique, fenómeno que ocurre en casi todos los procesos.

En casi todos los casos la infección es subclínica y de corta duración. Los condones no previenen por completo de la transmisión del VPH porque se puede contagiar durante los juegos sexuales y otras actividades distintas al coito. Sin embargo, el riesgo se reduce con los condones. Los productos que se utilizan durante la menstruación también pueden transportar al virus. La inserción de los tampones puede trasladar el virus desde los labios hacia la vagina. Las toallas femeninas pueden retener y transmitir al virus, y la humedad y la abrasión facilitan cualquier vía de transmisión.

El coito anal es una forma de transmisión frecuente porque la mucosa anal es frágil y muy susceptible a la infección por VPH.

SÍNTOMAS

Un gran número de infecciones por VPH se presenta de forma subclínica, es decir no presenta signos ni síntomas. Cuando la infección no es subclinica, el síntoma más característico es la aparición de condilomas acumiados leves o serios.(Condiloma: es una protuberancia crónica y se les conoce como verrugas genitales). Estas verrugas varían en apariencia entre las del hombre y las de la mujer. En la mujer son blandas de color gris o rosa, pedunculadas y suelen encontrarse en racimos. Las zonas más frecuentemente afectadas son la vulva, la pared vaginal y el periné. En el hombre son blandas y cuando se presentan en el pene suelen ser lisas y papulares. Mientras que las del periné asemejan a una coliflor. A menudo, aparecen primero en el prepucio (tejido que cubre el pene) y el glande, y luego en el escroto (tejido que envuelve a los testículos) y la región perianal (en ésta última región es común en los homosexuales).

Existen diferentes factores de riesgo para contraer la infección, entre estos encontramos que predispone el origen hispano, la raza negra, el alto consumo de alcohol (posible factor de una conducta peligrosa), alta frecuencia de relaciones sexuales, número elevado de compañeros sexuales y sexo anal.

Así mismo el número de infecciones por VPH y su duración son un factor de riesgo para el posterior desarrollo de cáncer.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se establece con estudios de laboratorio y gabinete, y entre otros estudios se solicita Papanicolaou con colposcopia, citología exfoliativa del pene, biopsia de ser necesario, etc. Con lo anterior se puede emitir un diagnóstico correcto y recomendar el tratamiento más adecuado.

Pero hay que aclarar que no es necesario el presentar las lesiones, se recomiendan los exámenes a las personas que tengan los factores de riesgo antes mencionados.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

En los casos clínicos de infección por VPH que presenten verrugas en ano y cavidad oral el tratamiento es quirúrgico. Se puede utilizar la electrofulguración o la criogenia a criterio del médico.

El mejor tratamiento es la prevención, por lo que hay que reducir al mínimo los factores de riesgo, por lo que se recomienda el uso del condón, evitar la promiscuidad y el uso de prendas intimas ajenas.

Existen formas de prevenir como:

  • Hágase hacer un examen ginecológico completo. Eso incluye una prueba de Papanicolaou y un examen pélvico. La prueba de Papanicolaou descubrirá si hay células anormales que puedan causar cáncer de cuello uterino.
  • Hágase la prueba de Papanicolaou dos veces el primer año luego de ser diagnosticada con el VIH. Si los resultados son normales, hágase una prueba de Papanicolaou una vez por año.Si los resultados no son normales, consulte a su médico acerca de la frecuencia con que debe hacerse las pruebas de Papanicolaou y cuáles son los siguientes pasos que debe seguir.
  • Consuma una dieta saludable y balanceada con frutas y verduras. El caroteno y las vitaminas C y E en particular pueden disminuir su riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. El caroteno se encuentra en los tomates, las zanahorias, las batatas, y el brócoli. Puede obtener vitamina C consumiendo frutas, especialmente cítricos, y verduras. Compre naranjas, pimientos rojos y verdes, brócoli, papayas, y fresas. Algunas de las buenas fuentes de vitamina E son los aceites tales como el de alazor y el de maíz, el germen de trigo, y las semillas de girasol y los frutos secos (almendras, maníes y avellanas).

dieta-frutas

  • No fume.
  • Use el Condón. Si tiene relaciones sexuales, tenga una pareja que sólo tiene relaciones con usted. Utilice condones (preservativos) siempre que tenga relaciones sexuales. Los condones disminuyen sus probabilidades de contraer HPV (que causa cáncer de cuello uterino) pero no la protegen de éste todo el tiempo. Puede contraer HPV por medio del contacto directo con llagas o piel genital infectada de apariencia normal.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada